Volver arriba
Please, assign a menu

5 CONSEJOS PARA ORGANIZAR UNA BODA (Y NO MORIR EN EL INTENTO)

Alba Pérez 02/10/2019 0 comentarios

Ahora que ya os habéis comprometido – y habéis informado con todo lujo de detalles a vuestros amigos y familiares – es hora de empezar a organizar la boda. Pero, ¿por dónde empezar? Planificar una boda no es fácil, no os vamos a engañar, hay muchos detalles que preparar y seguramente aparecerá algún que otro imprevisto, pero os prometemos que el camino estará lleno de grandes ilusiones, muchas emociones y un día que quedará para siempre en vuestro recuerdo y en el de todas esas personas que son importantes en vuestra vida.

¿Queréis saber cuáles son los aspectos que no se deben pasar por alto a la hora de organizar una boda? Prestad atención, porque en Una Casa en el Árbol os lo contamos todo.

¿Por dónde empezar a organizar una boda?

Hacer la lista de invitados, reservar el viaje de luna de miel, diseñar y encargar las invitaciones, preparar los regalos de boda, escoger el vestido de novia (y el traje del novio), organizar el banquete… si tuvieseis que hacer ahora una lista, seguramente no os llegarían las hojas de una libreta para anotar todo lo que tenéis en mente. Todos hemos soñado en algún momento con el tipo de ceremonia que nos gusta, pero… ¡qué difícil se vuelve cuando empezáis a planificarlo!

Por supuesto, si creéis que necesitáis ayuda, ya sea de manera puntual o para organizar la boda de manera integral (aunque ni siquiera tengáis una fecha o un lugar escogido), siempre podéis contratar los servicios de una wedding planner. Sin duda, una manera de disfrutar de los preparativos sin agobios. ¡No estáis solos!

¿Y si os encanta el reto de poneros manos a la obra y preparar la boda de vuestros sueños solos? En ese caso, ¡adelante! No hay una opción mejor que otra, lo importante es escoger la que mejor se adapte a vuestras necesidades y con la que os encontréis más a gusto.

Ahora sí, ¡vamos a ver los pasos clave que no se deben pasar por alto!

¿Qué tipo de boda quer´éis?

Lo primero de todo será poneros de acuerdo en el tipo de ceremonia queréis. ¿Preferís un enlace religioso o civil? ¿En qué fecha os gustaría casaros? ¿Y la hora? Una vez lo tengáis claro, podréis empezar a buscar los lugares que más se adapten a vuestro estilo y, por supuesto, hacer la reserva.

En este punto tened en cuenta que no va a ser lo mismo celebrar la ceremonia en los meses de verano (momento en el que hay más demanda) que en invierno. Así que, nuestra recomendación es que, si os casáis en un año o menos, dejéis esta tarea cerrada lo antes posible para evitar cualquier sorpresa posterior.

¡Saca la calculadora!

Una vez tengáis el lugar y la fecha de la ceremonia, es hora de definir un presupuesto (realista) para que la boda no se os vaya de las manos. ¿Un truco? Dejad una partida para esos imprevistos que puedan surgir a la hora de organizar la boda. ¡Existen miles de tentaciones cuando se planifica un enlace y siempre es bueno estar preparado!

Con un límite de gasto establecido podréis detallar una lista de invitados acorde y preparar el resto de detalles (el viaje, el banquete, la decoración, flores…).

Foto  Carina Skrobecki 

Definiendo el estilo del enlace…

¿Boda rústica, en la ciudad, en el campo o tal vez un enlace vintage, moderno o, por qué no, de estilo industrial? Ahora que ya tenéis un presupuesto acotado, habéis preparado una lista de invitados y habéis reservado el lugar y la fecha de la boda, ha llegado el momento de pasar al siguiente nivel: escoger la estética de la ceremonia.

Lo más importante es que busquéis el estilo que refleje vuestra personalidad y que os haga sentir cómodos. No hay boda más auténtica que aquella que refleja al máximo la esencia de los novios.

…y dando forma a la boda

Lo mejor para que no se escape nada es preparar una lista con todas las tareas primordiales, desde la elección del fotógrafo, el vestido y el traje y las alianzas hasta todo lo relativo a la estética de tu boda, como escoger las flores, las invitaciones o los diferentes elementos decorativos (la señalización, el seating plan, los meseros…).

Y, si buscáis inspiración, en nuestra tienda online tenemos una gran variedad detalles decorativos para que podáis seleccionar los que mejor encajen con la ceremonia.

Foto Lauren Pretorius

¡No te olvides de enviar los save the date con antelación!

Si bien las invitaciones se pueden enviar dos o tres meses antes del enlace, es bueno que los save the date se hagan llegar a los invitados con una antelación de cuatro meses para que puedan reservar la fecha y que no falten al gran día.

¿Qué os parecen nuestras recomendaciones para organizar una boda de diez? Sí, sabemos que todavía os queda mucho por hacer, pero como consejo final, recordad que todo esfuerzo tiene su recompensa y por supuesto, si veis que hay muchas tareas complicadas, no pasa nada por delegar. ¡Se trata de un camino que hay que disfrutar!

Y, si os gusta alguno de nuestros productos y necesitáis más información o asesoramiento, estaremos encantados de escucharos y ayudaros para que vuestra ceremonia salga perfecta.

Foto Una casa en el árbol

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *