Volver arriba
Please, assign a menu

7 PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO PARA PAREJAS QUE SE CASAN EN 2020

Alba Pérez 09/01/2020 0 comentarios

Acaba de arrancar el 2020, eso ya lo sabéis y quizás sepáis algo mucho más importante: este es el año de vuestra boda. ¿Es así? Si la respuesta es afirmativa, antes de perder los nervios y ponernos todos histéricos, lo mejor que podemos hacer, aprovechando que estamos a primeros de año, es fijar los propósitos adecuados para que la boda salga lo mejor posible. Toma nota si quieres que la organización de la boda vaya como la seda.

1. Vuestra boda, vuestras reglas

Es importante que os dejéis aconsejar, ya sea por vuestros amigos y familiares cercanos, como por vuestros proveedores. Sin embargo, esto no significa que tengáis que decir a todo que sí ni mucho menos. Así que, si no os gusta un determinado tipo de flores o no os interesa seguir un estilo nupcial concreto, no tengáis miedo a expresarlo.

Sed fieles a vosotros mismos en todo momento. ¡Que nadie os diga cómo tiene que ser vuestra boda! Solo así viviréis la experiencia al máximo y lo pasaréis en grande durante todo el proceso.

Foto Laurken Kendall

2. En busca de un presupuesto realista

Sí, establecer un presupuesto acorde a vuestras necesidades y que, además, sea realista es tarea complicada, no os vamos a engañar, pero es vital si no queréis tener sustos de última hora. ¿Pagaréis vosotros todo? ¿Os ayudarán vuestros padres? Independientemente de dónde venga la financiación, es fundamental que establezcáis desde un primer momento qué va a aportar cada uno.

También es buena idea que, de la cantidad total, destinéis una parte a gastos inesperados. De esta forma, conseguiréis tenerlo todo bajo control.

3. Mantened la calma con la elaboración de la lista de invitados

Preparar la lista de invitados y organizar el seating plan da muchos dolores de cabeza, pero a menos que la vuestra sea una boda secreta, no tenéis manera de escapar, así que lo mejor es tomarlo con calma.

Lo mejor en estos casos es realizar primero una lista de invitados inicial y después ubicarlos en las mesas en función de sus afinidades y gustos. En este punto, lo más probable es que haya cambios de última hora, así que tenedlo en cuenta para no estresaros más de la cuenta.

4. ¡Fuera agobios! Hay que aprender a delegar

La organizacion de una boda es una toma de decisiones constante que se debe compaginar con la rutina del día a día. ¿Sentís que se os acumulan las tareas? ¿Los niveles de estrés se disparan? ¿Queréis escaparos a una isla desierta y cancelar la boda? ¡Que no cunda el pánico! Es hora de delegar y de confiar en un servicio wedding planner. Os ayudará en lo que necesitéis, ya sea de manera parcial, en determinados aspectos de la ceremonia, como de manera integral.

En definitiva, no tengáis miedo de repartir tareas. Esto os servirá para relajaros y disfrutar más de todo el proceso, que es de lo que se trata.

5. Prohibido improvisar

A veces, quedarse en la zona de confort tiene sus ventajas, así que, en la medida de lo posible, evitad tomar decisiones de última hora, desde un cambio de peinado hasta hacer la despedida de soltero el día antes de la boda. Si no hay margen de error y los resultados no son los esperados, no lo pasaréis bien en vuestra celebración y los recuerdos no serán los mejores.

6. Descansar de la organización de la boda, obligatorio

Este es uno de los propósitos que debéis seguir a rajatabla este 2020. Del mismo modo que necesitáis unas vacaciones de vuestro trabajo (por mucho que os guste), también lo necesitáis de los preparativos de la boda.

¿Por qué? Muy sencillo. Si os tomáis un par de días libres de vez en cuando os ayudará a ver las cosas con otra perspectiva, a relativizar los problemas que vayan surgiendo y a relajaros. Además, pasaréis un preciado tiempo de ocio en pareja o con amigos que os servirá para afianzar la relación y para no descuidar las amistades.

Así que, anotad en vuestra agenda una escapada romántica, un día de spa o cualquier otro hobbie que estéis deseando hacer. ¡Os sentará de maravilla!

Foto @theroweddingphoto

7. El día de la boda está para ser disfrutado

Una boda es una celebración del amor y como tal debe ser vivido. Cuando llegue el gran día, no os olvidéis de disfrutar y, si hay pequeños fallos, dejadlos estar y tomároslo con calma y humor. Lo más seguro es que nadie se de cuenta.

Esperamos que estos propósitos os sirvan para mantener la calma, planificarlo todo paso a paso y, ante todo, disfrutar del camino. ¡Os casáis por algo! Vuestra boda puede ser única y lo será.

Y, si necesitáis una ayuda extra, no dudéis en echar un vistazo a nuestra tienda online. Estamos seguros de que encontraréis mucha inspiración para preparar las invitaciones, el seating plan o cualquier otro artículo para la ceremonia. Además, estaremos encantados de asesoraros en todo lo que necesitéis.

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *